Bioanálisis al día

Informaciòn especializada para bioanalistas

Bioanálisis al día | Para más información viste www.bioanalisisaldia.net

De manera sencilla se distuten temas de interés

Tema de hoy - Tema 18

Valores de referencia, valores de riesgo ¿Cuál es la diferencia?

Los valores de referencia constituyen un dato poblacional, que varía según la población de la cual fue obtenida y del método empleado para el análisis, según sea el caso. Su uso es servir al clínico de guía a la hora de interpretar el resultado de un análisis y clasificarlo como “normal” o “anormal”, al comparar el valor obtenido, con el encontrado en una población de referencia aparentemente “sana” para ese analito. El valor de referencia para cada analito debería ser expresado en el reporte de resultados, facilitando así la interpretación del análisis por parte del clínico.

Por otro lado los valores de riesgo, críticos o de decisión, también son una guía, pero que tiene una implicación clínica distinta, ya que le permite al clínico tomar una decisión para ese paciente (usualmente aplicar un tratamiento). Los valores de riesgo son obtenidos a partir de poblaciones que presentan trastornos que afectan al analito, con el fin de obtener un valor que permita aplicar una medida correctiva al paciente para evitar llegar a una situación desfavorable. Usualmente son establecidos por concenso, tomando como referencia estimaciones obtenidas de grandes estudios clínicos llevados a cabo por grandes centros de referencia para patologías que afectan al analítito o por medio de una revisión exahustiva de diversos trabajos de menor escala, en los que se estudian individuos saludables e individuos afectados por una o varias patologías. Generalmente los valores de riesgo no son incluidos en el reporte.

Normalmente los valores de referencia y los valores de riesgo son distintos y no se solapan, pero en algunas ocasiones los valores de referencia son empleados como valores de riesgo, tal como en el caso de la hemoglobina. Un valor por debajo de los valores de referencia es sinónimo de anemia y amerita una serie de estudios adicionales a fin de aplicar el tratamiento adecuado. Es lógico pensar que mientras menor sea el valor de hemoglobina, el paciente ameritará un tratamiento más urgente, y es precisamente ese valor menor establece otro punto de decisión, que no es más que otro valor de riesgo (por ejemplo menor a 10,0 mg/dl, menor a 8,0 mg/dl). Vemos entonces que el valor de referencia y de riesgo se solapan en una primera instancia, pero luego aparecen otros valores de riesgo, que implican una decisión clínica que suele ser distinta.

Un caso muy particular es el del los lípidos sanguíneos, en el que existen valores de referencia que varían según la edad y el sexo; y existen valores de riesgo que son de valor distinto. Los valores de riesgo a emplear en este caso, son los reportados por el National Institutes of Health (EE.UU), en un documento conocido como el ATPIII, los cuales son los recomendados a incluir en el informe de resultados del paciente, en vez de los valores de referencia. Este acuerdo clínico es con la intención de detectar y dar tratamiento de manera temprana a trastornos del colesterol ligados al síndrome metabólico. En este caso los valores de referencia de los lípidos sanguíneos tienen un uso epidemiológico.

Verán que aunque suenen similares, los valores de referencia y los valores de riesgo son distintos conceptualmente y no deben confundirse.

Alfredo Gallardo

gallardo@bioanalisisaldia.net

Febrero de 2010

Biliografía

En la sección De interés - Bioquímica, encontrará el enlace para descargar el ATPIII