Bioanálisis al día

Informaciòn especializada para bioanalistas

Bioanálisis al día | Para más información viste www.bioanalisisaldia.net

De manera sencilla se distuten temas de interés

Tema de hoy - Tema 16

¿Cómo debo adquirir mis reactivos?

Para el laboratorio clínico el término reactivo se refiere a las sustancias químicas de trabajo, los materiales de control y de calibración e incluso el agua. Antiguamente la mayoría de los reactivos empleados en el laboratorio eran elaborados en éste o por lo menos esa era la recomendación. La razón era asegurar la calidad y la integridad de los mismos. Hoy en día esos procesos de elaboración y control de reactivos se han subcontratado, lo que quiere decir que lo adquirimos de alguna empresa encargada del proceso de elaboración. Es por ello que el proceso de selección de reactivos y de su proveedor es un paso crítico para asegurar la confianza de los análisis.

En líneas generales, deben ser adquiridos a su proveedor de confianza, el cual le asegura la existencia y la integridad del reactivo. En nuestros países, asegurar la integridad de los reactivos debe ser una prioridad, ya que en la mayor parte de los casos los mismos son importados por que están sometidos a un proceso de embalaje y trasporte bajo condiciones que deben ser mantenidas a lo largo del trayecto entre la fábrica y nuestro laboratorio, en especial en aquellos casos en los que se debe asegurar la cadena de frío. Los materiales de control y calibración en hematología constituyen un ejemplo de ello.

Una buena práctica de laboratorio es seleccionar los reactivos apropiados para nuestro sistema analítico (los cuales en muchos casos son dependientes de la marca del instrumento), así como someter a los posibles proveedores a una evaluación por nuestra parte. Esta evaluación puede incluir aspectos legales de registro, tanto de la empresa como de los reactivos per se, así como el desempeño observado por parte de la empresa y los reactivos. Reactivos sin insertos (folleto que explica su contenido, como conservarlo, como se utilizan), en recipientes inadecuados, sin fecha de elaboración y expiración, son indicios de una falta de buena calidad. Recuerde que usted es quién subcontrata estos procesos y existe una diversidad de opciones para escoger

Una vez seleccionados los reactivos y su proveedor, adquiéralos según sus necesidades reales de uso. Algunos reactivos tienen una fecha de expiración corta y deben ser comprados regularmente, otros en cambio cuentan con una larga vida a frasco cerrado, pero una vez abierto su vida útil es breve. En ese sentido es común observar la compra de reactivos en envases de gran volumen (de menor costo) pero con una vida útil corta, lo cual al final es pérdida. ¡Es como que usted adquiriera un envase de un galón de leche y solo se toma un cuarto de galón antes de la fecha de expiración!, ¿se tomaría una leche vencida?

He tocado un punto crítico en el manejo de los reactivos en el laboratorio, la fecha de vencimiento a frasco cerrado y luego de abierto el envase. Muchos reactivos al entrar en contacto con el aire, reaccionan químicamente lo cual muchas veces lleva a un cambio en el pH, y su posterior deterioro. Recuerde verificar y controlar las fechas de vencimiento a frasco abierto y cerrado, ya que en muchos casos son una causa frecuente de error, que deberían ser detectados por nuestro sistema de control, retrasando el procesamiento de las muestras y consumiendo tiempo y esfuerzos de manera innecesaria . ¡Es preferible prevenir, que lamentar!

Recuerde que la filosofía de la calidad, es obtener resultados confiables de una manera eficiente, tanto operativamente como en estructura de costos.

Alfredo Gallardo

gallardo@bioanalisisaldia.net

Julio de 2009